Ayuda para que los cristianos
puedan permanecer en Oriente Medio

Oriente Medio, la cuna del cristianismo,  es víctima de duras guerras, ataques terroristas y graves discriminaciones y de manera aún más acuciante en los últimos años. Los cristianos, entre otras minorías religiosas en esta región musulmana, están siendo los peor parados de la guerra de Siria, que ya comenzó hace seis años. También son las víctimas de la evacuación forzosa que el Daesh provocó en 2014 en las poblaciones de la Llanura de Nínive.  

Ayuda a la Iglesia Necesitada, a través de las distintas Iglesias locales, no ha cesado de apoyar a estos hermanos nuestros ni dejará de hacerlo para apoyarles material y espiritualmente y para permitir la supervivencia del cristianismo en Oriente Medio. Se cuentan por millones los desplazados y los refugiados que se han visto obligados a emigrar a los países vecinos, como Líbano y Jordania.

Gracias a vosotros, benefactores de Ayuda a la Iglesia Necesitada, en 2016 ayudamos con 18,2 millones de euros a esta región, la segunda que más ayudas recibe por parte de esta Fundación Pontificia. ¡Tenemos que seguir apoyándoles!