Civiles afganos huyendo hacia Pakistán. (AFP)
18 agosto 2023

Así es vivir la persecución religiosa en Afganistán

Alí Ehsani llegó a Europa con 13 años y totalmente solo, después de que sus padres fueran asesinados y de perder a su hermano 

ACN.–  En Afganistán la persecución religiosa va en aumento, según el recién publicado Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2023 (ILR). Durante el período estudiado han regresado al poder los talibanes, suceso del que se cumplieron 2 años este 15 de agosto de 2023. La situación de la libertad de religión en este país es muy compleja. 

Muchos afganos tienen que vivir el cristianismo en secreto en su país natal. Ese mismo fue el caso de Alí Ehsani. Ahora tiene 40 años y es abogado en Italia. Llegó desde Afganistán a Europa con tan sólo 13 años y totalmente solo. Sus padres fueron asesinados en su país por ser cristianos y en la huida su único hermano murió. Tuvo que vivir su fe en su país, pero en la absoluta clandestinidad.

Con tan solo 8 años en el colegio le preguntaron sus compañeros de clase por qué mi padre no iba a la mezquita a rezar. En casa le explicaron que no debía decirle a nadie que eran cristianos. Sus padres nunca le hablaron de la fe abiertamente por miedo a que lo contara y fueran descubiertos. Él recuerda que en su casa, su madre siempre ponía un plato de más en la mesa por si se acercaba algún necesitado a pedir comida.

Las raíces afganas

Un día algunas personas se enteraron de que eran cristianos y al llegar a casa del colegio, los talibanes habían destruido su casa y habían asesinado a sus padres. Su hermano y él tuvieron que huir de Afganistán. Fue un viaje dramático de cinco años en el que atravesaron Afganistán, Pakistán, Irán, Turquía, Grecia hasta llegar a Italia. En el intento de llegar a este último país, su hermano falleció.

Mohamed y Ali tomaron una lancha para alcanzar la costa griega, pero su hermano nunca llegó. Ali se agarró a un bidón de gasolina para salvarse pensó: “Si Jesús existe, me salvará de morir ahogado”. Con 11 años se quedó solo, pero sin dudar del Señor. Cuando llegó a Italia lo tenía muy claro: quería estudiar Derecho para poder defender y ayudar a los más vulnerables que habían sufrido tanto como él. 

Ali Ehsani cristiano afgano. (Asia News)

El estudio de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) revela que incluso antes de la entrada de los talibanes en Kabul el 15 de agosto de 2021, Afganistán era un país doblegado por 40 años de guerra, catástrofes naturales recurrentes, pobreza crónica, sequía y por la pandemia de la Covid-19, con más de 24 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria. Aún así, Alí nunca se olvidó de sus raíces afganas y con fidelidad contactó y apoyó en la fe a una familia cristiana que vivían el cristianismo en secreto en su país natal.

P. Scalese, en Kabul, Afganistán. (FarodiRoma)

«Una espera desconcertante»

El padre Giovanni Scalese, procurador general de la Orden de Padres Barnabitas, dirigía la misión de la Iglesia en Afganistán. En el programaPerseguidos pero no olvidados’ en Trece, realizado por ACN, explicó que con la vuelta del régimen talibán, la presencial cristiana oficial se vio totalmente eliminada: “Yo era el único sacerdote y las hermanas se fueron”.

Para el padre Scalese, los últimos días en Kabul no fueron sencillos, ya que estaban a la espera de poder salir del país y no sabían cuándo podrían hacerlo: “Fue una espera bastante desconcertante. Más de una vez nos llamaron para salir en ese mismo momento, pero al final la operación se canceló. Esto nos provocaba bastante estrés, pero al final todo se resolvió bien, así que ya casi nos hemos olvidado de todo eso”.

¿Volverá el cristianismo a Afganistán?

Hace tan solo dos años, nos preguntábamos si el cristianismo volvería a Afganistán. Este sacerdote lo tenía muy claro: “No me importaría nada volver en una situación de mayor seguridad que la actual, cosa que no se ha dado en los últimos 7 años que he estado en Afganistán. Soy consciente de que mi acción allí tendrá siempre límites, pero si hay más seguridad podría moverme con más facilidad, porque mi actividad estuvo muy limitada por motivos de seguridad”.

Es evidente que, en un contexto de violación sistemática de los derechos humanos, la situación de las minorías y de la libertad religiosa es mucho peor que antes de que los talibanes tomaran el poder. Durante aquellos días el mundo entero rezó por Afganistán. Desde allí experimentaron cómo de eficaz fue la oración: “Tuvo sus efectos, porque conseguimos salir sanos y salvos, sin ni un rasguño. Por eso animo a rezar por los afganos, porque realmente lo necesitan”.

Informe de Libertad Religiosa en el Mundo 2023

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

ABR242024
Regina Lynch, presidenta ejecutiva internacional, ha destacado el vínculo entre la fundación y el mensaje de Fátima
ABR232024
Los líderes de las comunidades locales afirman que en los últimos ataques se emplean las mismas tácticas de los bandidos armados que perpetraron las masacres de Navidad en Nigeria
ABR232024
La fundación pontificia también ha apoyado la edición de otros libros y materiales catequéticos, como YouCat, catecismos y libros de oración
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos