José María Gallardo, director de ACN España, en la presentación de la campaña.
20 febrero 2024

La Iglesia de Ucrania, desbordada para atender a una población traumatizada

Campaña de Ayuda a la Iglesia Necesita «Ucrania, no quiero olvidarte», para socorrer a una Iglesia superada por las heridas psicológicas de la guerra

Accede a la campaña »

ACN.- Dos años después de la invasión de Rusia a Ucrania y diez años del comienzo de esta guerra en 2014, Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN España) lanza la campaña “Ucrania, no quiero olvidarte” para socorrer a una Iglesia desbordada por los traumas y las heridas del conflicto. En este segundo aniversario, la prioridad número uno de la Iglesia católica es la atención al trauma de la población.

“Si dejáis de hablar de nosotros, dejaremos de existir”, ha afirmado el arzobispo mayor de la Iglesia greco católica ucraniana monseñor Sviatoslav Schevchuk.

El 80% de la población está herida física o psicológicamente y por ello ACN España quiere apoyar a esta Iglesia que grita auxilio ante la cada vez mayor indiferencia del exterior.

Atención psico-espiritual

El número de personas asesinadas, mutiladas o traumatizadas por esta guerra olvidada sigue aumentando y los efectos a largo plazo en la sociedad son cada vez más graves. Esta crisis no tiene ninguna señal de que pueda llegar a su fin y el dolor psicológico representa que casi un tercio de la población sufre problemas mentales.

Por ello, tanto la Iglesia greco católica como la del rito latino han decidido poner como su máxima prioridad la atención al trauma. De esta manera está impulsando un gran programa integral en todas las diócesis del país para la sanación y poder sacar así adelante a viudas, madres, huérfanos, mujeres cuyos maridos están en el frente y militares traumatizados por la violencia.

Este plan integral apoyado por ACN tiene previsto formar en la atención psico-espiritual con la organización de cursos para sacerdotes, religiosos y laicos. Hasta la fecha, 1.021 personas han sido atendidas en 11 centros del país y la demanda no deja de crecer.

“El futuro de Ucrania y de la Iglesia depende de cómo seamos capaces de responder a esta necesidad de superar el trauma de la guerra que ya ha afectado al corazón de la sociedad ucraniana: la familia”, ha asegurado monseñor Shevchuk.

Ayuda a la Iglesia Necesitada también quiere sostener un gran local en la región de Volyn para la rehabilitación espiritual y psicológica de jóvenes y niños afectados por la guerra.

Genocidio

El arzobispo mayor de la Iglesia greco católica ha sido muy tajante en calificar la situación en la que se encuentra el país: “Podemos testificar que lo que está sucediendo ahora en Ucrania es un genocidio. El poder del estado ha decidido eliminar la existencia de toda la nación. Las personas están siendo asesinadas en Ucrania por ser ucranianos”.

“Es muy importante condenar estos crímenes de guerra porque si no lo hacemos este tipo de trato, de comportamiento va a seguir continuando. Se va a replicar, va a invitar a invadir a otras naciones en otras partes del mundo, así que llamar a esto genocidio significa que hay que parar, decir que ¡ya basta!”, ha añadido.

Guerra invisible

Aunque el conflicto se debate en el este del país, toda Ucrania está afectada por esta “guerra invisible” y las familias ucranianas están en “una tortura constante”, según monseñor Shevchuk. Los sacerdotes, religiosos y religiosas, están desbordados en la atención a los más necesitados y cada vez más empobrecidos. Por ello, el apoyo de subsistencia para las congregaciones religiosas es vital para continuar con un trabajo que no tiene fin.

Otro de los pilares de esta gran campaña está dirigida a los seminaristas. La guerra no ha frenado las vocaciones y todos los seminaristas del país reciben ayuda para su formación o sostenimiento desde que comenzó la invasión. Muchos de estos jóvenes son ahora huérfanos y no tienen medios para continuar con su formación.

Desde Kiev, un mensaje de esperanza

Por su parte, el sacerdote Mateusz Adamski, conectado desde Kiev, ha asegurado que la Iglesia sigue con su misión de llevar la esperanza y el anuncio de Jesús, a pesar de los misiles y los drones. Además, trabaja por el perdón y la reconciliación, «rezamos por todos los que nos persiguen y nos agreden. Como dice el Evangelio, tenemos que amar al enemigo».

El director de ACN España José María Gallardo ha asegurado que “con tantos conflictos abiertos en todo el mundo en la actualidad, corremos el peligro real de que Ucrania sea olvidada y estamos decididos a que esto no suceda”. Desde febrero de 2022, la fundación pontificia ha apoyado a la Iglesia en Ucrania con más de 600 proyectos y más de 15 millones de euros. Este país ha sido el más sostenido en 2022 y en 2023 por esta institución.

La Iglesia en Ucrania te necesita para sanar a una población traumatizada

Ayúdanos compartiendo este contenido en tus redes sociales

Actualidad sobre la Iglesia necesitada y perseguida

ABR192024
Este país de África Central recibió aproximadamente 3,5 millones de euros de la fundación pontificia en 2023
ABR192024
ACN ha apoyado con 28 proyectos a la Iglesia local en Guinea Ecuatorial en los últimos cinco años para reforzar su labor pastoral
ABR172024
La mayor parte de la comunidad cristiana que trabaja en el sector turístico ha perdido sus fuentes de ingresos
Para estar al día de noticias, proyectos, testimonios, campañas de oración, eventos