Medios de locomoción: Vehículos para mover la fe

-TANZANIA

IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO

ID: 1605157

Vehículo para atender a los cristianos de la parroquia

Contribución aprobada: 22.000€

 

 Ayuda a la Iglesia en África

 “Un medio de transporte fiable no sólo asegura un trabajo pastoral bueno y efectivo, sino que también ayuda a salvar la vida de los que nos rodean. El sacerdote tiene una doble misión, la de cuidar el cuerpo y también el alma”.

Así lo ha expresado el P. Martin Amlima, sacerdote en Tanzania, en una carta dirigidaa Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Desde que se le rompió el coche al P. Martin, de la diócesis de Tunduru Masasi, en Tanzania, cada día recorre su parroquia en una moto de alquiler. Muchas comunidades se encuentran en sitios alejados.

A pesar del riesgo que supone para él este medio en estas circunstancias, para él es una prioridad visitar a aquellos que viven en aldeas aisladas para llevarles los sacramentos.

Además de ser padre espiritual, el P. Martin lleva a esos lugares ayuda médica porque en Tanzania los únicos hospitales se encuentran en la ciudad y no existen centros de atención de salud o dispensarios.

Por ese motivo muchas embarazadas mueren al no tener medios de transporte con los que puedan llegar a tiempo al hospital en Tunduru.

En medio de esta realidad también se encuentran los enfermos de SIDA y muchos niños que han quedado huérfanos.

 

P.Martin en una moto de alquiler, a falta de coche, en Tunduru Massasi, Tanzania.
Mons. Castor Msemwa Pablo, obispo de Tunduru Masasi, que ha respaldado la solicitud del coche para el P. Martin

Con el respaldo del obispo de Tunduru Masasi, Mons. Castor Msemwa Pablo, el P. Martin Amlima ha solicitado un coche para poder desplazarse por los caminos de tierra que en la época de lluvias se vuelven más instrasitables.

 Ayuda a la Iglesia Necesitada le ha prometido 22.000 € para un coche con tracción a las cuatro ruedas. Así el sacerdote podrá seguir con el trabajo de la parroquia entre la minoría católica y pobre, para quienes es pastor, consejero, trabajador social, y a menudo, el único portador de esperanza.

Todo donativo recibido se destinará a éste o a proyectos similares, en el caso de haber sido ya cubierto.

Apoya la distribución de material catequético

Apoya la formación de religiosos y laicos

Dona para los proyectos más urgentes

Apoya medios de comunicación para difundir la Palabra de Dios