Religiosas en Rusia, junto a los marginados en la crisis del coronavirus

Novosibirsk: “Hermana, ¡vuelva pronto!”