Más de 82.000 sacerdotes, religiosas y laicos necesitan ayuda para su misión

Padre Wenceslao Belem, de Burkina Faso: "Muchos cristianos han huido de sus hogares y viven como desplazados. Pero ayudamos a todos y perdonamos"