Libertad religiosa en el mundo, en grave deterioro

Portada de las conclusiones del ILR 2014

En los últimos dos años se ha detectado un empeoramiento en 55 países, el 28% del total mundial

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha presentado el Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2014 que elabora cada dos años. Es un análisis completo y actualizado sobre el cumplimiento del derecho a la libertad religiosa (art.18 de la Declaración Universal de DDHH) en 196 países.

Este informe, traducido en seis idiomas es el único de su clase editado por una entidad de la Iglesia Católica. Es cada vez más apreciado por su prestigio y su utilización por diferentes estamentos sociales en distintas naciones.

El Informe sobre Libertad Religiosa en el Mundo 2014 analiza los ataques y violaciones de este derecho fundamental del ser humano, cuyos orígenes mayoritariamente vienen del radicalismo islámico, los totalitarismos, los nacionalismos radicales y del relativismo feroz que viven muchos países occidentales

La principal conclusión de este estudio es la constatación de un grave y constante deterioro del derecho fundamental a la libertad religiosa. De los 196 países analizados, en 55 se ha registrado un deterioro de la situación, lo que supone un 28% del total mundial.

La libertad religiosa se vulnera de forma significativa en 82 países, lo que supone el 42%, según este informe presentado a nivel internacional. Los cristianos siguen siendo la minoría religiosa más perseguida en todo el planeta, aunque también se ha registrado en los dos últimos años un alto grado de enfrentamiento y discriminación entre musulmanes.

Los 20 países donde más se persigue
En la lista de estados con las violaciones más graves de este derecho fundamental predominan los países musulmanes. De hecho en la lista de los 20 países clasificados en la categoría de “alta persecución”, 14 de ellos sufren persecución ligada al islam extremista. Se trata de Afganistán, Arabia Saudí, Egipto, Irán, Irak, Libia, Maldivas, Nigeria, Paquistán, República Centroafricana, Somalia, Siria, Sudán y Yemen.

En los 6 países restantes, la persecución está ligada a regímenes autoritarios. Se trata de Azerbaiyán, China, Corea del Norte, Eritrea, Birmania (Myanmar) y Uzbekistán. Una de las consecuencias es la gravecrisis internacional de refugiados sin precedentes que está provocada por la persecución de las minorías religiosas y el surgimiento de estados monoconfesionales.

El deterioro de la libertad religiosa a nivel mundial hace más urgente la necesidad de que todos los lideres religiosos proclamen alto y claro su oposición a la violencia por motivos religiosos.

En este sentido, Javier Menéndez Ros, Director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España ha afirmado que “la denuncia de esta realidad de la persecución es una obligación moral tanto para los gobiernos occidentales como para los gobiernos de los países que la infringen”. Esta institución insta también a la oración y a fomentar iniciativas a favor de encuentros interreligiosos que ayuden a la convivencia entre credos.

En el lanzamiento del informe en España ha participado el Patriarca de la Iglesia Greco-católica Melquita de siria, Gregorio III Laham, quien ha sido una de las primeras voces en denunciar la persecución de los cristianos en su país, a raíz de la guerra que está desangrando Siria y provocando la mayor catástrofe de refugiados de su historia.

Según Gregorio III “estamos cansados, muy cansados. A veces perdemos la esperanza, gritamos a Dios. Por esto pedimos al mundo entero que ponga fin a esta guerra”. Asimismo el Patriarca ha destacado el papel de la Iglesia en la asistencia a los refugiados sirios, «La Iglesia es el refugio, nuestras iglesias están siempre abiertas. Esto lo podemos hacer solo gracias a la ayuda de nuestros hermanos católicos de todo el mundo». Por último, ha agradecido el apoyo del Santo Padre y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para poner fin al conflicto sirio,«Siria da las gracias por la oración maravillosa del Santo Padre. Ahora necesitamos un esfuerzo conjunto para parar esta tragedia».

Junto al Patriarca, también ha participado en el lanzamiento Mireille Al Farah, cristiana siria que actualmente está estudiando en España, que compartió su testimonio y afirmó que “ahora ir a misa en Siria puede significar la muerte”. En los momentos actuales de guerra y persecución que viven los cristianos en Siria “lo que nos da fuerzas es la oración, es nuestra arma para enfrentarnos a lo que está pasando”, reconoció Al Farah.


Informe Libertad Religiosa en el Mundo 2014

11/01/2021

«Nuestra misión es dar luz en la oscuridad que estamos viviendo»: la experiencia de un cura libanés

ACN apoya la reconstrucción de la iglesia del Salvador en Beirut

31/12/2020

Balance respecto a la situación de los cristianos en el mundo en 2020: muchas sombras y algunas luces

Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada: "África, en particular, se ha convertido una vez más en un 'continente de mártires' en 2020

26/12/2020

La lucha diaria de Georgette para alimentar a sus tres nietos en el colapsado Beirut

“No tengo a nadie…”

24/12/2020

El milagro de Navidad de Nabil: este bebé recién nacido sobrevivió a la explosión de Beirut

“Una y otra vez le digo a mi hijo: estás vivo porque Cristo te ha salvado. Tu madre y yo sufrimos heridas, pero tú no tienes ni un rasguño. Nunca lo olvides. Jesús estaba contigo en ese...