215 millones de cristianos experimentan un alto nivel de persecución por ser cristianos

› La organización evangélica Puertas Abiertas publica la Lista mundial de Persecución

 

12/01/2017

ACN.- Cerca de 215 millones de cristianos experimentan un alto nivel de persecución por ser cristianos, asegura la organización evangélica Puertas Abiertas tras la presentación de la Lista Mundial de Persecución de este anos que se ha dado a conocer hoy públicamente.

Según  el informe esta persecución contra los cristianos está creciendo más rápido en países del sur y sureste asiático.

El surgimiento y crecimiento en poder del partido Bharatiya Janata Party (BJP) en la India ha desatado el fervor nacionalista religioso hindú, según indican los responsables de la investigación de la Lista Mundial de la Persecución. Tal como indica la organización evangélica, el índice enumera un total de 50 países.

 

Lista mundial de persecución (Puertas Abiertas)

De los seis países cuyo índice de persecución ha crecido más abruptamente en el pasado año, cinco de ellos se encuentra en el sur y sureste de Asia: India, Bangladesh, Laos, Bután y Vietnam.

Por su parte Corea del Norte vuelve a ocupar la posición nº1 en la lista por decimosexto año consecutivo. Puertas Abiertas califica al régimen dictatorial de Pyongyang como uno sin precedentes en su hostilidad hacia la
religión.

“La tendencia a destacar es que el nacionalismo religioso está poniendo a los países asiáticos en la parte alta de la lista”, afirma el doctor Ron Boyd-MacMillan, director de Investigación Estratégica de Puertas Abiertas Internacional (Open Doors International)

Desde que el partido nacionalista BJP ganara las elecciones nacionales en 2014, el ritmo de la violencia anticristiana se ha acelerado en el norte del país donde, según estimaciones de Puertas Abiertas, 40 millones de cristianos viven entre la opresiva discriminación y la violencia destructora de los extremistas hindúes.

A su vez, según Boyd-MacMillan, “los gobiernos vulnerables de los países vecinos, de mayoría hindú o budista, han visto cómo las apelaciones a la identidad nacionalista religiosa son una fórmula eficaz para impulsar su posición de poder, especialmente en las zonas rurales”.