África: El continente de la esperanza

› El pueblo cristiano se siente olvidado, sufre extrema pobreza, desigualdades, explotación, corrupción, conflictos étnicos, guerras de poder, terrorismo islámico. Pero  no deja de crecer, es un pueblo de testimonio heroico, mediador de paz

23/03/2017

ACN.- “África es una sorpresa”, dijo el Papa Francisco tras su viaje a la República Centroafricana en noviembre de 2015. “Un inmenso ‘pulmón’ espiritual”, según Benedicto XVI.  El continente de la esperanza”, decía san Juan Pablo II.

Un continente en el que la religiosidad es el centro de la vida, en el que durante siglos cristianos y musulmanes han vivido en profunda paz y armonía y que ahora, por culpa del fundamentalismo islámico, esta convivencia está en vilo, especialmente en la África subsahariana.

La Iglesia católica en África es joven. En muchos países no cuenta con más de 200 años de historia y en los últimos 35, ha cuadruplicado el número de creyentes, pasando de 55 a 214 millones de fieles. Ser iglesia joven conlleva futuro pero también necesidades de formación y evangelización, de sostenimiento, de construir la fe desde cero.

Ayuda a la Iglesia Necesitada lleva desde 1965 desarrollando proyectos y no ha dejado de incrementar su número año tras año. En 2016 realizamos más de 1.800 proyectos en 45 países africanos. 22,3 millones de euros en ayudas se destinaron a este continente (el 27,8% de la ayuda global de esta Fundación).

 Conscientes de que el mejor mensaje de paz para este pueblo es el Evangelio mismo, queremos seguir apoyando a las iglesias locales en sus necesidades. Ya sea en la construcción de un centro de catequesis, vehículos para la parroquia o en el sostenimiento de casi la mitad de sacerdotes de toda África. Para la cominudad y el paísha supuesto un bien la ayuda constante y generosa de tantos benefactores  a lo largo de estos años. Muchos de nuestros proyectos, que son ejemplos de los cerca de 2.000 a los que tenemos que hacer frente en 2017, son también reflejo de las necesidades de este gran pueblo . Gracias, porque sabemos podemos contar contigo en este construir y sostener la fe en el continente africano.