«Ahora entendemos a tantos cristianos que no pueden acudir a Misa ni recibir la Comunión»

› El Presidente ejecutivo internacional de ACN manda un mensaje con motivo del Coronavirus

24/03/2020

El Presidente ejecutivo internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada – ACN ha enviado un mensaje a todos los benefactores y amigos de la fundación pontificia en el que nos invita a no olvidarnos de tantos cristianos en el mundo que no pueden acudir a misa con normalidad ni recibir la Santa Comunión.

En su mensaje, Thomas Heine-Gledern señala que con esta situación extrema del Coronavirus “tal vez ahora entendamos mejor la situación de su vida y las circunstancias en las que practican su fe”. “Sí, de repente nos damos cuenta de que ya no es lo más natural del mundo poder acudir a la Santa Misa o recibir la Santa Comunión. Sin embargo, ¡esto mismo les viene sucediendo desde siempre a mucho de nuestros hermanos y hermanas especialmente en los territorios de misión y en las dictaduras de este mundo!”, señala el presidente internacional.

El presidente ejecutivo de ACN invita a recordar a los cristianos que sufren en el mundo

En cualquier caso, añade en su mensaje a los miles de benefactores de ACN en todo el mundo, “ellos entienden muy bien nuestra situación como podemos experimentar diariamente en los mensajes que recibimos de los países con los que colaboramos”.

A continuación mostramos el mensaje íntegro del Presidente ejecutivo internacional de Ayuda a la Iglesia Necesitada – ACN, Thomas Heine-Geldern:

“Queridos amigos,

Con la erupción del Coronavirus nuestras vidas han cambiado bruscamente. Ahora debemos estar dispuestos a aceptar medidas que restringen nuestra libertad personal, medidas que al principio de esta Cuaresma nos eran inimaginables.

Sí, de repente nos damos cuenta de que ya no es lo más natural del mundo poder acudir a la Santa Misa o recibir la Santa Comunión. Sin embargo, ¡esto mismo les viene sucediendo desde siempre a mucho de nuestros hermanos y hermanas especialmente en los territorios de misión y en las dictaduras de este mundo!

Ahora sólo tenemos que ser plenamente conscientes de que nosotros –con nuestra justificada preocupación por nuestra familia y nuestro país- no olvidamos a los hermanos y hermanas de la iglesia perseguida y que sufre. Tal vez ahora entendamos mejor la situación de su vida y las circunstancias en las que practican su fe. En cualquier caso, ellos entienden muy bien nuestra situación como podemos experimentar diariamente en los mensajes que recibimos de los países con los que colaboramos. 

Recibimos correos de Senegal, Haití, Brasil, Burkina Faso y Filipinas, en los que nos aseguran que rezarán por todos los benefactores de ACN. De este modo, podemos ver cómo el puente de caridad y fe que siempre existía entre ACN, sus benefactores y nuestros países socios, es especialmente fuerte y sólido también en esta crisis.

Cuando recordemos que no podemos asistir a los servicios litúrgicos debemos seguir apoyando con estipendios de misa a los sacerdotes de nuestros países socios que están dispuestos a celebrar la Santa Misa por nosotros.

Queridos amigos: este año la Cuaresma durará probablemente mucho más de lo que el calendario prevé, pero una cosa es segura: la Pascua llegará. Aprovechemos juntos este tiempo de prueba para prepararnos más profundamente para el misterio de la Resurrección”.