Asia Bibi: La puesta en libertad podría estar próxima, dice la familia

› Los familiares de la mujer cristiana que afronta la pena de muerte en Pakistán cree que el Tribunal Supremo del país podría estar a punto de anunciar su puesta en libertad

15/10/2018

ACN.- El pasado lunes, 8 de octubre, el Tribunal Supremo de Pakistán anunció que la sentencia en la audiencia final del caso de Asia Bibi iba a tener un carácter “reservado”, fuera de los medios de comunicación. La condena por blasfemia impuesta a esta mujer cristiana está en fase de apelación.

Hablando en nombre del marido de Asia Bibi, Ashiq Masih, y de la hija, Eisham Ashiq, el P. Emmanuel Yousaf ha dicho que la decisión del Tribunal Supremo podría anunciarse en pocos días. El P. Yousaf, que acompaña a Eisham y Ashiq Masih en Reino Unido para unos actos organizados por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, ha dicho: “Aunque los jueces no hayan dictado sentencia, esto ha pasado en muchos casos de este tipo en el pasado, y a pesar de ello terminaron de forma positiva. Tendremos que esperar unos días, pero confiamos en que todo salga bien”.

Marido e hija de Asia Bibi, una madre católica con cinco hijos, se convirtió en 2010 en la primera mujer sentenciada a muerte por blasfemia en Pakistán.

En la audiencia final del 8 de octubre en el Tribunal Supremo, se escuchaban protestas que venían de fuera y que pedían la pena de muerte, pero la sesión finalizó con un veredicto pendiente. El P. Yousaf ha dicho: “Todavía no hay ninguna decisión, pero Dios mediante pronto todo habrá pasado y [Asia Bibi] estará de vuelta en su casa con su familia”. Durante todo el proceso, Asia Bibi ha insistido en que no insultó al profeta musulmán Mahoma. Hacerlo acarrea la pena de muerte según la sección 295 C del Código Penal paquistaní.

En un nuevo llamamiento a la oración por la puesta en libertad de Asia Bibi, el P. Yousaf dijo: “Llevamos casi diez años rezando por nuestra hermana Asia y yo tengo confianza en que nuestras oraciones serán escuchadas y que la sentencia será favorable a Asia, a su familia y a toda la comunidad cristiana paquistaní”. Y añadió: “La sentencia podría llegar mañana. Podría llegar en dos o tres días, pero estoy seguro de que será favorable. Todos los que crean que, una y otra vez, se ha hecho un uso indebido de la ley antiblasfemia, deberían, independientemente de su fe, rezar por la puesta en libertad de Asia Bibi”.