Coronavirus: 50 conventos de clausura se unen en oración

› Estas comunidades contemplativas rezan por los benefactores, voluntarios de ACN y por los enfermos del Covid 19

23/04/2020

ACN, Madrid.- 50 comunidades contemplativas de todo el mundo han respondido a la invitación de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada – ACN para rezar por todas las personas afectadas por el virus durante la pandemia del Covid-19, así como por los socios de proyectos, benefactores, voluntarios y empleados de ACN. Entre dichas comunidades se encuentran carmelitas, benedictinas, dominicas, clarisas y cinco comunidades masculinas de más de 30 países.

«Nos hemos propuesto desencadenar un aluvión de oraciones. De acuerdo con nuestro carisma fundacional, la oración es para ACN un pilar de su labor. Siempre confiamos en las oraciones de todos nuestros socios de proyectos, pero en este momento tan duro queremos encontrar consuelo y apoyo especialmente en el “corazón orante” de la Iglesia: las órdenes contemplativas», expone Thomas Heine Geldern, Presidente Ejecutivo de ACN Internacional.

Sor Klara Sviderska también se ha unido a esta iniciativa junto a su comunidad en Ucrania

«Estamos recibiendo muchos mensajes llenos de preocupación y temor por el futuro, tanto de benefactores que están experimentando pérdidas familiares, enfermedades o tienen preocupaciones económicas, como de muchos de los 140 países en los que desarrollamos nuestros proyectos. Por ejemplo, sacerdotes que no han recibido manutención durante tres semanas, o religiosas que ni siquiera tienen dinero para comprar jabón o productos de higiene porque en sus países son artículos de lujo… Creemos firmemente que lo primero que dará frutos de gracia es la oración. Esta es la base de la ayuda y el apoyo que queremos y tenemos que proporcionar». 

Todas las comunidades que participan en la iniciativa son socios de proyectos de la Fundación ACN desde hace mucho tiempo y muchos de ellos viven en una situación difícil. Los religiosos viven en países donde los cristianos sufren discriminación o violencia, como por ejemplo Nigeria, Chad, Marruecos, Sri Lanka y Burkina Faso, o en países donde las dificultades económicas se han visto potenciadas por la pandemia del coronavirus, como Ecuador, Venezuela y Ucrania. 

La mayoría de las comunidades contemplativas, además de comprometerse en la iniciativa, han enviado mensajes de solidaridad y unión. Por ejemplo, las clarisas de Indonesia escriben: «Prometemos que incluiremos sus intenciones en nuestras oraciones especialmente por los socios de proyectos. Sabemos que  muchos benefactores son personas de avanzada edad y viven solos. Por eso, rezamos una oración también por todos los benefactores. ¡Que Dios los guarde y los acompañe!».

Las carmelitas de Buea (Camerún) escriben: «Por supuesto que rezamos con ustedes para que pase esta terrible pandemia y para que la gente vuelva a Dios. En África será muy difícil controlar esta pandemia. Pero no nos desanimamos, porque Cristo es nuestra esperanza. Creemos en Aquel que dijo: “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”».

ACN ha lanzado una campaña internacional de emergencia para sostener a sacerdotes y religiosas frente al coronavirus. La Fundación ha prometido 5 millones de euros para las comunidades de Oriente Medio, Hispanoamérica, Asia, África y Europa Oriental.

Conoce la campaña