El Rosario: fuente de Paz para Siria

Ayuda a la Iglesia Necesitada ha entregado 6.000 rosarios, bendecidos por el Papa, a todas las familias cristianas que han sufrido el asesinato o secuestro de algún miembro como consecuencia de la guerra

07/10/2019

ACN.- “Estos rosarios, confeccionados por iniciativa de ACN, serán para nuestros hermanos y hermanas en Siria un signo de mi cercanía”, dijo el Papa Francisco el pasado 15 de agosto cuando bendijo 6.000 rosarios para familias cristianas que han sufrido la guerra en Siria. “Sigamos rezando el Rosario por la paz en Oriente Próximo y en todo el mundo”.

En más de 480 parroquias de todo el país numerosos grupos de cristianos se han unido para rezar esta oración por ellos. Con este gesto, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) ha querido promover la oración del Santo Rosario como instrumento de Paz para Siria. 

Son muchas las historias que hay detrás de cada uno de los rosarios que se ha entregado. Por ejemplo, una mujer cristiana de Alepo cuenta que quiere rezarlo especialmente por su sobrino, quien fue secuestrado y actualmente sigue luchando por superar el trauma que este sufrimiento ha dejado en su vida: “Me gustaría tener un rosario para él, para que lo proteja, para que se sienta mejor y que salga de esta situación.”

Una familia recibe el rosario bendecido por el Papa en la Catedral greco melquita de Homs

La iniciativa ecuménica se ha llevado a cabo desde ACN junto a las Iglesias católica y ortodoxa de Siria y ha sido acogida con profundo agradecimiento por parte de los cristianos del país que ven detrás de ello la maternal protección de la Virgen en estos tiempos de sufrimiento. 

Desde sus inicios, la Ayuda a la Iglesia Necesitada está consagrada a la Virgen de Fátima y por ello promueve la devoción al rezo del Rosario como instrumento de Paz en todo el mundo. Junto a los rosarios bendecidos por el Papa, también se hizo entrega de una cruz hecha con madera de olivo de Tierra Santa y de un ejemplar del Nuevo Testamento en lengua Árabe.

Desde que empezó la guerra, más de 2.000 familias cristianas han perdido a un familiar o incluso más de uno. Además, otras 800 tienen a algún ser querido que ha sido secuestrado. Este es uno de los motivos por los que la fundación pontificia ha lanzado la iniciativa “Consuela a mi Pueblo” como ha recalcado el presidente de ACN, Thomas Heine Geldern: “Los cristianos de Siria tienen una gran necesidad de reconciliación y perdón. Por eso los líderes de las Iglesias locales, de todas las Iglesias cristianas, junto a Ayuda a la Iglesia Necesitada, hemos lanzado la iniciativa ‘Consuela a mi Pueblo’.”

Esta iniciativa espiritual arrancó el 15 de septiembre en numerosos lugares de Siria. En diversas procesiones y actos de devoción, los creyentes continúan rezando por los difuntos y sus familias y por los miembros que han sido secuestrados. El Papa Francisco ha elogiado el trabajo de la Fundación y la iniciativa ecuménica: “Doy las gracias a ACN por todo lo que hacéis. Cuando rezamos con el pueblo de Siria, nos acercamos a él”.