Obispos de Nicaragua convocan una semana de oración por la paz

› El país centroamericano sigue inmerso en una crisis social y política en la que la Iglesia ha sido objeto de amenazas y ataques por su compromiso pacificador

06/09/2019

ACN, Josué Villalón.- La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) ha convocado una semana de oración por el país con el lema “La Justicia y la paz se besan” que comenzará el 8 de septiembre, fiesta de la Natividad de la Virgen María, y culminará el día 15, coincidiendo con las fiestas nacionales y el día de la Virgen de los Dolores.

Mons. Jorge Solórzano Pérez, obispo de Granada, ha anunciado que esta semana de oración dará inicio con una misa solemne en cada catedral y parroquia del país, seguida de una procesión con la imagen de la Inmaculada. “Cada diócesis podrá organizar la semana de acuerdo con sus propias realidades, sin embargo, los obispos proponemos una agenda”, ha señalado Mons. Solórzano. La propuesta es que cada día de la semana se realice alguna actividad, encuentro y oración con los distintos grupos parroquiales y diocesanos.

De esta manera, será posible orar por los temas y dificultades que está atravesando actualmente Nicaragua, como la lucha por la justicia, la libertad, la vida democrática del país y por los perseguidos e injustamente encarcelados.

Celebración de la Misa en la catedral de Matagalpa, Nicaragua. (ACN)

La clausura de la semana, el 15 de septiembre, fiesta de la independencia de Nicaragua, se invita a realizar también una misa solemne en cada iglesia y a continuación una procesión con la Virgen de los Dolores. Mons. Rolando José Álvarez, obispo de Matagalpa, ha exhortado “a hacer nuestro el sufrimiento de los pobres, los hambrientos, los que son la basura de la sociedad por la arrogancia de los más fuertes. Y estos que sufren, son una gran parte de nuestra población”.

Hostilidad contra la Iglesia

La semana de oración por Nicaragua tendrá lugar en un clima cada vez más hostil hacia los creyentes debido al hostigamiento sistemático del gobierno de Daniel Ortega contra iglesias, obispos y fieles críticos con el presidente. En una entrevista reciente a la Agencia Fides, el obispo Juan Abelardo Mata, obispo de Estelí y secretario general del episcopado nicaragüense, admitió que la Iglesia católica se siente perseguida por las fuerzas militares del gobierno, como se vio en la ciudad de Masaya.

Monseñor Mata, ha declarado respecto al diálogo con el gobierno: “Nuestra posición es que mientras no haya una búsqueda sincera de la verdad y mientras haya un señor que se llama presidente de esta república, con esa mentalidad y su grupo de trabajo, cada diálogo es y será un desastre. No hay reconstrucción de la paz o construcción de la nación, el diálogo no significa que hagas lo que tú quieres o que yo tenga que someterme a tu voluntad o tu a la mía. No, es buscar puntos de acuerdo comunes para promover el bien común. De lo contrario, no creemos en eso”.

300 muertos y 600 encarcelados

Según organismos internacionales, la crisis nacional ha dejado en Nicaragua unos 300 muertos en protestas y manifestaciones contra el gobierno. Se denuncia la encarcelación de más de 600 opositores políticos desde abril de 2018 y solo en la vecina Costa Rica se han registrado unos 70.000 nicaragüenses que han abandonado en los últimos meses el país.

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada lleva décadas apoyando a la Iglesia de Nicaragua en su labor pastoral y evangelizadora. En 2018, ACN apoyó a la Iglesia nicaragüense con cerca de 170.000 euros. En la actualidad esta cantidad se ha visto incrementada debido al aumento de necesidades.