Un pastor pentecostal y su esposa agredidos en la India por extremistas hindúes

› El pastor Prashant Bhatnagar fue secuestrado, maltratado, amenazado de muerte y la esposa sufrió abusos físicos y verbales

 

22/09/2016

Ubicación geográfica de Maharashtra, India

ACN.-Un pastor pentecostal y su esposa fueron agredidos en Maharashtra, India el pasado 16 de septiembre por algunos hombres pertenecientes al grupo “Shri Ram Pratishthan” (un instituto educativo hindú local, ndr) mientras distribuían volantes. Los radicales hindúes han protestado por el hecho que estuviesen invitando a la población a la celebración religiosa del domingo.

Sajan K George, presidente del Global Council of Indian Christians (GCIC), expresa: “los cristianos pentecostales no estaban realizando ninguna actividad ilegal. Ellos estaban distribuyendo opúsculos en modo pacífico, pero fueron castigados y acusados de conversiones forzadas. En la India laica, la difusión de la fe está garantizada constitucionalmente”.

La agresión sucedió en la pequeña ciudad de Taloja. Los miembros del grupo hindú  secuestraron al pastor Prashant Bhatnagar y lo han llevado a un lugar cercano a la prisión de la ciudad. Allí le apuntaron un fusil y amenazaron con matarlo dándole fuego si hubiese continuado a distribuir el material religioso.

El pastor Bhatnagar narró a la policía que fue maltratado con violencia y agregó que un joven le había orinado sobre su cuerpo herido. Después de los golpes fue conducido al lugar donde fue raptado y lo tiraron sobre el asfalto mientras estaba inconsciente.

Asia News publica que la esposa era abusada física y verbalmente. El presidente del GCIC denuncia que “[los extremistas] no han respetado ni siquiera a la mujer. Esta es una desgracia para nuestra sociedad, en la cual las mujeres no son respetadas y al contrario son agredidas”.

El hombre fue llevado al hospital y luego realizó una denuncia. La comisaria de Khaeghar registró el caso y acusó a los agresores de asamblea ilegal, reclusión ilegítima ultraje al honor de la mujer, rapto, intimidación criminal, heridas provocadas por el uso de armas y deliberada intensión de ofender el sentimiento religioso.