Un terrorismo más cruel que Boko Haram: los “Fulani”

› Son pastores nómadas musulmanes que asesinan a los cristianos ahora con una clara motivación antirreligiosa

22/09/2017

ACN.- Los “Fulani” son una etnia de pastores nómadas musulmanes integrada por terroristas que están expandiendo su criminalidad entre las aldeas del sur de Kaduna. Desde antiguo han existido rivalidades por las tierras entre los pastores musulmanes y los agricultores cristianos. Pero en la actualidad, los “Fulani” son un verdadero grupo terrorista poseedor de armas sofisticadas con gran financiación y que acribillan a su paso aldeas y casas de cristianos. Sin piedad.

“Junto a los motivos sociales o económicos que existen desde antiguo, ahora se aprecia claramente una motivación antirreligiosa. Se ha convertido en una persecución religiosa”, nos comentaba el obispo de Kafanchan, Mons. Joseph Bagobiri.

Una de la iglesias destruidas por los Fulani en la diócesis de Kafanchan, Nigeria

Estos terroristas ganaderos actúan con total impunidad. Arrasan los poblados, asesinan, se quedan con las tierras e imponen la “sharía”. De hecho en este estado existe un toque de queda a las seis de la tarde, deja de haber electricidad y nadie se mueve de sus casas.

En nuestra visita al obispo nos enteramos que por la mañana los “Fulani” habían arrasado el pueblo de al lado. No está garantizada la seguridad en estas aldeas y las fuerzas policiales no tienen órdenes tajantes de pararlos.

¿Son peores que Boko Haram?, preguntamos con miedo al obispo, “hoy por hoy sí. El número de muertes parece aumentar día tras días con nuestros alrededores plagados de fosa comunes”, nos señala para añadir que tras frenarles en el norte, muchos terroristas de Boko Haram se han integrado en los “Fulani” para extender el yihadismo en el país.

Atardece en esta región de Nigeria y nuestra seguridad corre peligro. Nos vamos con el compromiso de denunciar este terrorismo hermano de Boko Haram. “Os ruego que encontréis una manera de dirigir la atención del mundo hacia el terrorismo de los pastores Fulani”, nos pide el obispo.