Cristianos en peligro en el noreste de Siria: "somos el eslabón débil porque queremos vivir en paz"

"Tememos que si los enfrentamientos continúan, un éxodo aún mayor de creyentes podría afectar también a Qamishli, donde viven actualmente 2.300 familias cristianas”