Ucrania: «La tarea más importante de la Iglesia es llevar a Dios a los hombres»

› El conflicto armado en el este del país sigue dejando numerosas víctimas. La Iglesia católica ayuda a los necesitados, pastoral y materialmente

03/01/2018

ACN.- A pesar de todo su compromiso social, la Iglesia no debe olvidar de ocuparse sobre todo de la salvación de las almas. Esto lo acaba de recalcar el Obispo católico-romano de Kharkiv- Zaporyzhya, Stanislav Shyrokoradiuk, en una conversación mantenida con la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. Si bien en su diócesis hay muchos centros e iniciativas de la Iglesia para ayudar concreta y materialmente a los necesitados, es también importante «rezar con los que sufren para que no pierdan su fe».

El Obispo, que fue durante 20 años el Presidente de Caritas Spes, y de este modo el responsable de las actividades sociales de la Iglesia en Ucrania, subrayó que a menudo la gente espera de la Iglesia que esté en condiciones de prestar todo tipo de ayudas materiales. Aunque la Iglesia hace mucho —continuó diciendo— no puede aliviar todas las necesidades materiales. «La tarea de la Iglesia es, sobre todo, llevar a Dios a los hombres y anunciarles la verdad. No podemos darles solo pan; no podemos olvidarnos de las almas. No es suficiente con hacer sencillamente cosas buenas, pues no debemos dejar de llevar a las personas la gracia necesaria para la salvación de sus almas.

Mons. Shyrokoradiuk, con un grupo de familias de su diócesis.

«Además —siguió el obispo— es importante enseñar a la gente para que agradezcan la ayuda que reciben a Dios y a los benefactores que la hacen posible. Declaró: «El reparto de bienes materiales de ayuda tampoco se hace en forma de un despacho rápido, sino que tiene lugar en un marco bello y digno. Se lee un pasaje del evangelio y los que reciben las ayudas rezan juntos un Padre Nuestro por todos aquellos que han donado esos bienes. Les decimos que es Dios quien les regala el pan, pero que se lo da a través de los benefactores».

Mons. Shyrokoradiuk hizo referencia a que también los testigos de la multiplicación de los panes y de los peces que relata el evangelio acudían a Jesús sobre todo para escuchar la palabra de Dios, y que solo después Jesús les dio pan. Continuó: la Iglesia tiene que «guardar el equilibrio» y poner lo espiritual en primer lugar. Por eso es importante construir templos y no solo desarrollar actividades sociales. Por ejemplo, todos los centros de menores de su diócesis tienen una capilla. «Los niños acuden allí para hablar con Dios de sus problemas», añadió. Esto es muy importante.

El pasado año, Ayuda a la Iglesia Necesitada apoyó en Ucrania proyectos pastorales por un total de 4,4 millones de euros. Estos se destinaron sobre todo a la construcción y restauración de iglesias y conventos, a la formación de sacerdotes y religiosos, al mantenimiento de religiosas, así como a la adquisición de vehículos para la labor pastoral.